Translate

jueves, 13 de marzo de 2014

motiva a tu hijo ir a la escuela mira esto!!

Los estudiantes de educación básica regresarán a clases dentro de dos semanas y como madre o padre de familia quizás buscas algunas pistas para que tú o tus hijos o sobrinos regresen o entren a la escuela con gusto, pero ¿cómo hacerlo?
La doctora Virginia Schiller, licenciada en sicologí­a clí­nica y autora del libro Rewards for Kids, publicado por la American Psychological Association recomienda 14 puntos para el regreso a clases, entre los que considera: recordar los hábitos de horario en temporada escolar, hablar con tus hijos sobre lo que esperan del curso, despedirlos con una comida familiar, en la que prepares su platillo favorito, con el fin de animarlo a ir a la escuela y evitar las preocupaciones antes de su regreso.
Te presentamos los 14 consejos de la doctora Schiller.
Las primeras 10 sugerencias son para seguirse las dos semanas anteriores al inicio del ciclo escolar, es decir a partir de hoy.
1.- Deja que tu hijo hable de lo que espera del ciclo escolar y pregúntale cómo se siente
Quizás sea esta su primera experiencia en la escuela, te diga que tiene miedo de irse de casa o de hacer amigos. Convierte este temor en algo que lo impulse, por ejemplo, que aprenderá nuevas cosas y conocerá a más niños de su edad.
Cuéntale tus recuerdos de infancia sobre el regreso a clases, que, quizás, tampoco era muy agradable para ti la idea de que terminaran las vacaciones, pero que aprendiste o conociste cosas nuevas.
2.- Detalla las actividades que realizará al regresar al colegio e intenta un simulacro
Recuérdale a qué hora deberá levantarse, desayunar y salir de casa para tomar el medio de transporte que lo llevará a la escuela.
3.- Invita a tu hijo ir a dormir 15 minutos antes cada noche
Esto será para hacer una transición entre la temporada de vacaciones y el regreso a clases.
4.- Elabora con tu hijo una lista de lunchs y meriendas favoritos
Te servirá para comprar lo que necesitas para prepararlo. Además tendrá en mente el sándwich o refrigerio que llevará para el recreo.
5.- Tranquiliza a tu hijo sobre el medio de transporte o cómo llegará a la escuela
Puedes acompañarlo antes del regreso a clases en la ruta que tomará, ya sea Metro, transporte público o muéstrale, a bordo de tu auto, la ruta que seguirá el transporte escolar. Si tu hijo irá a la escuela cerca de tu casa y puede llegar a pie, se sugiere que también lo acompañes.
6.- Vayan de compras antes de regresar a la escuela
Adquieran los útiles escolares necesarios, uniformes e ingredientes para preparar los sándwiches para el recreo.
7.- Guarda la ropa de temporada vacacional, donde no esté visible
Evitarás que tu hijo recuerde con tristeza que terminaron las vacaciones y evitarás que quiera lucir su traje de baño ante sus compañeros.
8.- Reúne en conjunto el uniforme de tu hijo o los conjuntos de ropa
Guarda el pantalón o falda con el suéter y blusa correspondiente al uniforme. Si el primer dí­a tu hijo puede vestir ropa casual, deja que escoja cómo ir vestido.
9.- Si tu hijo entra a nivel preescolar, verifica que pueda ir al sanitario por sí­ mismo
Busca ropa que tu hijo pueda poner y quitar, por ejemplo, ropa interior con elástico en la cintura, en lugar de cierres o broches a presión.
Los siguientes cuatro puntos son para seguirse la noche anterior al regreso a clases
10.- Realiza una comida o cena especial
También puede ser durante el dí­a de regreso a clases. Hablen sobre los recuerdos de las vacaciones de verano.
11.- Inaugura el año escolar con comida
Pueden ser un desayuno especial antes de ir a clases, cocina el platillo favorito de tu hijo, cuelga decoración alusiva al regreso a clases.
12.- Prepara el postre favorito de tu hijo
Será para que lo disfrute al regresar del primer dí­a de clases.
13.- Haz que tu hijo lleve en la mochila algo familiar y algo nuevo
Puede ser un juguete pequeño o algún material escolar con su personaje favorito.
14.- Realiza un ritual de despedida
Dale un abrazo y un beso y dile adiós, de manera cálida y firme. Si llora a la puerta de la escuela, despí­dete y hazle saber que queda en buenas manos con sus profesores.