Translate

martes, 21 de enero de 2014

COMO OCUPAR LAS ESPECIES EN LA COMIDA MEXICANA!!


Las especias son indispensables en la cocina mexicana desde hace mucho tiempo, pero algunas veces no sabemos cuáles ocupar y para qué sirven ya que con las especias podemos mejorara el sabor, o la duración, un mejor olor ó incluso una mejor digestión. Así es que enSabor a México te mencionamos algunas y te damos tips para que las ocupes los ingredientes adecuados.
Canela: Se utiliza fundamentalmente para elaborar postres y bebidas. Aunque muchos cocineros ya la incluyen para aderezar platos salados, sobre todo carnes y arroces.  También se dice que propiedades afrodisíacas y digestivas. Se utiliza tanto en rama como en polvo.
Anís: su semilla se ha utilizado tradicionalmente para elaborar licores. También con esta especia se enriquecen postres, pasteles, tartas y productos de repostería. Sus hojas, en estado fresco, dotan de un aroma especial a las carnes. Además, el anís te ayuda a disminuir la formación de gases y facilitar su expulsión.
Cilantro: De aspecto similar al perejil aunque de sabor distinto, se considera imprescindible en culturas culinarias como la mexicana y la tailandesa. Del cilantro se aprovechan las hojas, las semillas e incluso la raíz para darle un toque diferente a recetas de carnes, pescados, platos de cuchara, así como panes o dulces.
Clavo: recurrimos a él para obtener sabores fuertes. El clavo molido, están presentes en recetas hechas a base de carne, pescado y marisco, así como dulces, guisos y bebidas.
Comino: junto con el laurel y el perejil, forma parte de las especias cuyo buen uso facilita los procesos digestivos.
Hierbabuena: su sabor y aroma es el más fuerte de todas las variedades de la menta, algo que la convierte en un condimento indispensable para cocinar sopas, cocidos, guisos, verduras, estofados, incluso los caracoles. Tiene propiedades digestivas e intestinales y es el ingrediente básico del té verde africano. También se aplica a bebidas, cócteles y postres. También puede servir para decorar platillos
Laurel: Es un condimento para sopas, caldos, estofados, carnes y pescados. Pese a su buen sabor, debemos tener especial precaución y retirar las hojas antes de servir, pues no son digeribles y puede provocar indigestiones.
Menta: esta hierba sirve para acompañar postres o frutas; las hojas y los tallos se usan en los preparados de salsas para carnes, así como ensaladas, verduras y algunas bebidas.
Nuez moscada: sirve para bebidas, tartas, pasteles, purés y púdines, gracias a su sabor peculiar. En Italia se emplea a menudo para rellenos de carnes.
Orégano: es la hierba aromática sirve para condimentar pizza, pastas, así como carnes de todo tipo, rellenos, ensaladas y huevos. Forma parte de las especias que reducen los gases intestinales, como el laurel o el tomillo.
Perejil: cuando está fresco se le reconocen propiedades medicinales. Su presencia es frecuente en platos al horno, albóndigas, carnes, salsas, pescados.
Pimentón: condimento perfecto para conceder a la comida sabores entre picantes y dulces, y darle un toque de color.
Pimienta negra: Esta sirve para aderezar, ya sea en polvo o en grano, carnes en general, dado su sabor fuerte y característico. Es un adobo muy rico en proteínas, algo que se complementa con los alimentos a los que suele acompañar
Pimienta blanca: Sirve para carnes y salsas, aunque es frecuente para elaborar pastas y rebozados. Su sabor se distingue por la mayor permanencia en nuestro paladar.
Romero: Es ligero y fresco y va muy bien con las carnes de caza. Su sabor único se aprovecha para acompañar platos fuertes y grasos como asados, guisos, escabeches.
Sal: es el condimento por excelencia, presente en todo tipo de platos y parte de numerosos tipos de especias. Contribuye a la preservación de los alimentos, tanto en aspecto como en sabor. Puedes encontrarla fina y gorda.
Tomillo: de propiedades aromáticas, potencia caldos, verduras, carnes, rellenos y sopas, especialmente recetas provistas de tomate. Y también sirve para conservar los platillos.
Vainilla: Endulza todo tipo de postres, cremas, helados, natillas, tartas, siempre y cuando sea obtenido de forma natural, pues en ello está la clave de su auténtico buen sabor.
Por todo esto no olvides tener en tu cocina un buen especiero, ya que las puedes ocupar en cualquier momento y estas son solamente algunas.